jueves, 9 de marzo de 2017

El tunel.

Antes cuando era mas pequeña,. Leía blogs, y estaba pendiente de todos y cada uno. y era tan triste entrar a alguno y ver que ya no bloggeaban, que la ultima entrada era hace tantos meses e incluso años. Pero esa ultima entrada lo significaba todo. Porque era la entrada mas triste, era como una ultima carta. un ultimo adiós. Aunque la persona siguiera ahí, era como el fin, o el principio de algo. Y hoy que bloggeo a veces para ustedes, para mi. Me doy cuenta de que esa ultima entrada, en serio es la peor. Es el inicio del fin, el comienzo de algo a lo que le temías. El inicio del túnel al que estas entrando... y lo peor es que cuando pasa el tiempo, y andas y andas y andas, no hay luz más allá. 

No hay salida. No hay más luz.

Es increíble, y es demasiado triste y se que he dicho triste muchas veces pero es que así se siente. Veo los comentarios, los mensajes diciendo, te extraño, volve a bloggear. Te sigo leyendo. Y algo dentro de mi dice, tengo que volver, estoy en deuda.
Esas ultimas entradas, esas ultimas cartas, eran un pase directo a la oscuridad, un viaje sin escala y sin tiquete de vuelta. No era un "Nos vemos pronto" era un "Adiós para siempre"
Incluso habían algunas que volvían, no a bloggear, pero si estaban ahí. Pero en mi mente siempre estará el signo gigante de interrogación, de por que se fueron? POR QUE IRSE? y que hay después de eso? que hay después de irse? 

y entonces pensaba... No quería ser otro blog abandonado. No quería ser otro cementerio lleno de intenciones y ganas de algo. No quiero. 
No quiero que alguien entre y lea todas mis historias, mis entradas y todos mis secretos, y dijera... ¿Que le habrá pasado? de la misma manera en la que yo entraba y sentía un vació gigante cuando leía la ultima entrada.