viernes, 6 de enero de 2017

2 o 1 7

Todo se veía venir. Aunque digamos que algo nos sorprende en el fondo sabiamos que iba a suceder. Una pequeña parte de nosotras siempre lo sabe. 
Ya no recuerdo en que parte de mi vida quede en la ultima entrada, pero releerla seria volver a recordar y honestamente no es algo que me emocione. 
Estoy en el punto en donde todo puede mejorar, o sencillamente no. 

Es 2014 de nuevo. 
No se que hacer con mi vida. 
Si, la típica frase, pero no encuentro otra que se acomode mejor a la situación. 
Decidí volver a empezar, esta vez voy a tratar de no equivocarme. 
Cuando la pregunta es ¿Lo que haces te hace feliz? Uno que responde? 
Si, bastante. Con na sonrisa del mismo tamaño que la mentira.
Maso menos. Como para no agravar las cosas y ponerle algo de positivismo. 
NO, Para ser completamente honestos y desatar una tormenta. 
Pues no se. 

En mi caso, decidí desatar la tormenta. 
Un si, o un maso menos también podía funcionar. Pero es que no. 
No es una pregunta momentánea. No es que al día siguiente todo sea diferente. 
Es algo que harás por el resto de tu vida y bien o no de eso vas a vivir. 
Así que si, cuando estas en el ultimo grado y te dicen -Es la decisión mas importante de tu vida- ES EN SERIO.  Y si no lo sabias, lo aprendes de la peor manera. 

Me pude quedar ahí. 
Diciendo que me lo que hacia me hacia medianamente feliz. Pero No. MEDIANAMENTE FELIZ no sirve para toda la vida. 

La vida se merece un SI. Me hace feliz. 


Sin tapujos, sin cambiar la mirada y sin voz temblorosa.