domingo, 4 de septiembre de 2016

Me caí hace rato. Pero ya olvide como levantarme.

A veces escribimos para sacar el dolor, para no tenerlo dentro, para poder dejarlo en el aire, en palabras. Pero a veces dejamos de escribir por la misma razón. Para no recordar el dolor ni el sufrimiento. Para cerrar tu mente, el portal del dolor, el umbral. 
Cualquiera, escribir o no, es un acto de valentía. Y siempre huyendo de la misma razón. 

Alguna vez se han preguntado si la luz al final del túnel es un tren nada mas? 
-Oh, joder. La esperanza en, se suicido. Ha muerto. 
Y lo siento mucho si eres una de esas muchas que entienden a la perfección la frase, porque la sientes y la viven. Y si no, mejor, genial. No trates de encontrarle significado. 

Recuerdo antes, cuando la palabra -Caer- era solo un verbo. -me Caí y me raspe- O lo que sea. 
Pero hoy, a esta edad... Caer es otra cosa. No es rasparse contra es asfalto, no es tropezarte. No. 
Va mas allá del dolor y de lo inimaginable.  

xoxo