sábado, 9 de julio de 2016

Soy una mentirosa.

Soy una mentirosa, no mas que eso. 
Esto es algo largo, así que espero que en serio lo lean, yo se que es tedioso, porque también las leo y cuando veo que escriben algo largo es como ufff, pero al final cuando termino de leerlo me digo como... Joder, menos mal lo leí. Así que en serio espero que lo lean, de pronto para que entiendan un poco mejor todo. El caso. 

Justo antes de salir a vacaciones dije: Estas vacaciones si, no voy a ser mas gorda. Ademas me motivo mucho el hecho de que una amiga que es super flaca va a entrar a mi universidad, así que con otra amiga dijimos como; no, ni modo, en vacaciones tenemos que estar full con la dieta, no podemos dejar que ella nos gane. Lo se, suena feo, pero que mas podíamos hacer? El caso es... que en serio estaba muy muy o sea, muy motivada, sentía que era mi oportunidad, en un comienzo no fue perfecto pero iba bien, o sea lo manejaba. Habían días en los que flaqueaba claramente, pero sentina que o hacia bien. Cuando boom. Caí de nuevo. 

Me siento como Effy de Skins en este momento de mi vida. 
Mis padres ya se habían separado antes,  fue dificil, muuuy dificil levantarme de eso. No se porque me dio tan duro, pero en realidad me costo mucho, no salia, no hablaba con nadie, cerré mis redes sociales, no quería nada y por ende me quede sin amigos. Fue una epoca terrible, aleje a todo el mundo que intentaba acercarse a mi, me encerré en series y películas. En la universidad me gustaba estar sola, no me interesaba conocer a nadie nuevo, rechazaba los panes, salidas a comer, fiestas, reuniones, todo porque prefería llegar a mi casa, ponerme un saco gigante que no rozara mi piel y tomarme un café con crema y pastillas de azúcar sin calorías. 
Fue dificil, empezar de nuevo, tratar de socializar, de conseguir amigos, de estar con ellos en algun lado sin tener pensamientos de ... Joder, me quiero ir a casa. 

Fue horrible, una clase de infierno que no conocía y de la que me estaba enamorando. 
Todos temen a la soledad, y tienen razones para hacerlo. Porque una vez la conoces, te sientes tan cómodo en ella que no quieres dejarla. Y es lo que me ha pasado, yo no quiero dejarla o no por completo. 

El caso es que mis padres volvían y se enamoraban de nuevo hasta que peleaban y de vuelta a la oscuridad, hace mucho no pasaba, estábamos bien, vivíamos todos juntos y la estábamos pasando bien hasta que todo exploto de nuevo y ahí fue mi fin. Esta vez no me encerré tanto como la otra, pero me refugie en la comida, cosa que ya había hecho inconscientemente antes buscando llenar un vació y vaya que salio mal. Esta pasando lo mismo esta vez, me quedan dos semanas para entrar a la universidad y no he bajado un maldito kilo, estoy tan furiosa conmigo misma, tan decepcionada de mi, Todos lo hacen, veo los cambios en todo el mundo, gimnasio, dieta, tratamientos, el caso todo con el mismo fin y luego estoy yo. ¿Por que no puedo parar?

Me observo en el espejo y lo único que veo son kilos de mas, lonjas, estrías, celulitis, asco. 
Deje de mirarme porque ya no podía mas, Salia de la ducha y quedaba horas frente al espejo encontrándome todos los defectos posibles, e imaginando como seria mi vida si no tuviera eso, si fuera mas delgada, quizá con menos estrías o cosas así.  

Me veo horrible, tengo la cara redonda, nada me queda bien. 
Nunca me había dicho esto a mi misma pero me odio.
En verdad me odio. 
Les mentí a todos, a ustedes, a mi misma. 
Me odio.