lunes, 7 de marzo de 2016

El sonido estremecedor.


Y en ese momento solo escuchas el sonido de los pedazos de tu corazón roto golpeando contra el asfalto, pensando en la humillación que sera agacharte a recogerlos para pegarlos con tus lagrimas.