jueves, 4 de febrero de 2016

Low But Loyal.

No nos abandonaría por nada.
Han pasado muchas cosas, pero cuando dije que me iba a ir por un tiempo quise decir del blog porque no tenia mucho tiempo. Pero jamas con mi propósito.

Estoy en la universidad, y falte una semana. Así que estoy adelantando todos los trabajos y bueno... lo que debo hacer.
No se si todo esta peor o mejor en este momento. Me siento sola. Y ese es un sentimiento constante en mi ser. Pero bueno.
El lunes de esta semana fue absurda mente bien. Me sentía tan wao. Como si la gente muriera por conocerme o algo así. Claramente ese sentimiento no duro mucho. Hoy ya es jueves y he vuelto al sentimiento de miseria desde el martes.

Estoy trabajando fuerte en eso.
Supongo que mi lunes empezó tan bien porque tuve la valentía de pesarme.
Y si. Muchas personas creen que pesarse es solo pararse en la bascula y ver los números subir o bajar, pero no!
Para mi es diferente, para nosotras lo es, es un infierno no?
O o mas cercano.
Recuerdo todos los días arruinados solo por el hecho de ver un numero subir.
Un maldito gramo, un kilo lo que sea. Destruye días, ánimos, vidas.
Así que decidí ser valiente y tener coraje. Lo hice. Justo antes de ducharme, con la esperanza de haber bajado o por lo menos de no haber subido.
Mientras miraba para el espejo con los pies congelados por el vidrio de la bascula solo pensaba en lo maravilloso que podría ser todo si viera esos números bajar, pero al mismo tiempo pensaba en lo miserable que seria si subiera.

Ese momento mientras la bascula calcula tu peso, cuando ves en la pantallita los números moverse, solo deseas que se detengan ya y que no hayas subido.

63.9 K

Wow. Hace tanto tiempo no veía un 63 en la bascula. Y SI! Se perfectamente que por 100 gramos seria un 64, pero no. No lo fue. fue un 63 y oh joder.
Que día tan increíble.
No hay nada que te haga sentir mejor que ver esos números bajar. NADA.

Hoy mientras me vestía para la universidad, la misma decisión difícil de siempre, buscando con que esconder mis lonjas y demás, solo pensaba en que en serio no podía esperar por estar mas delgada.
Hace mucho no me ponía un pantalón de jean gris, precisamente porque siento que las piernas se me ven en exceso obesas.
Fui valiente de nuevo y me lo probé, NORMAL.
Cuando me puse el cinturón, antes trataba de mantenerlo en el hueco numero 4, pero en serio me moría por tenerlo en el hueco numero 5. Pero cuando lo lograba me empezaba a doler el estomago y me sentía mas gorda de lo que era. Hoy fue diferente. Hoy lo puse ahí, y aun lo tengo ahí, sin ningún esfuerzo, sin dolor, sin que me quede apretado. Solo esta ahí, en el maldito hueco numero 5 de mi cinturón.

Espero no joder todo este fin de semana, Ansió el lunes solo para pesarme, ver que baje y sentirme victoriosa.

Las extrañe tanto.