viernes, 1 de enero de 2016

Algo corto.


No soy yo, pero se siente como si lo fuera. 
Desearía que lo fuera. 
Después de tanto, me sigue costando volver. 
Creo que estoy acá pero sin estar, porque se que en el fondo yo aun estoy allá. 
Siempre me va a doler igual verte partir. 
Incluso habrá días en los que me dolerá más pero nunca menos. 
No es que te deje de doler, es que te acostumbras. 



Y después de tantas veces de lo mismo ya solo finges estar bien.